DEL TURISMO RURAL, LA REACTIVACIÓN ECONÓMICA Y LA POBREZA

Inicia un nuevo año. Para la reactivación económica del turismo, o mediante él, el reto es inmenso, y si lo planeamos además dentro del ODS 1: Poner fin a la pobreza, es abrumador.

En los sectores rurales la situación es particularmente grave, hoy comentaremos algunos aspectos que contextualizan el desafío que tenemos por delante quienes, como el equipo de ISMI CONSULTORES, creemos firmemente en el turismo rural sostenible.

La pobreza rural

El 70% de las personas extremadamente pobres del mundo en desarrollo vive en zonas rurales de acuerdo a la Organización Mundial del Turismo (UNWTO, 2017), nada más esa cifra, debería ser suficiente para justificar cualquier inversión en el medio rural.

Pero además, en el campo, se manifiestan otras problemáticas: sociales, económicas, ambientales, culturales  y político institucionales. Este escenario, es agravado en Suramérica por su dependencia económica de la exportación de materias primas y entre los años 2012 y 2018, esta se redujo.

La región sufrió una caída en sus exportaciones de commodities, y en este contexto, el COVID-19 arremetió en el segundo trimestre de 2020, complicando el lento crecimiento económico, ¿el Turismo Rural pudiera ser una respuesta a este escenario? Veamos.

El Turismo rural en America Latina: un modelo aún por estudiar

Una revisión sistemática reciente, elaborada por el equipo de consultores de nuestra empresa, nos adelantó varias características de la práctica del turismo rural en países de bajo y mediano ingreso en America Latina.

Les compartimos dos que sirven para ilustrar la situación:

  1.  El Turismo Rural (TR) en gran escala, ha contribuido al rápido crecimiento económico, pero no reduce la pobreza, por el contrario el TR de pequeña escala pareciera tener el efecto contrario.
  2.  El TR de base comunitaria pudiera propiciar la aparición de expectativas distorsionadas en las comunidades receptivas, además de exclusión y desigualdad como externalidades del TR ejecutado sin visión sostenible.

El Turismo Rural no es sostenible per se

Lo que la revisión nos demostró es que, como lo es también para los modelos tradicionales del turismo: sol y playa, vacacional/casual, urbano, etc. Sin una efectiva planificación y ejecución de la actividad desde el paradigma sostenible, este no solo no aportará en la atenuación de la pobreza, sino que de hecho puede incrementar las desigualdades en el campo.

De tal manera que nuestra obligación, es asumir el Turismo Rural con seriedad y responsabilidad, y en el caso concreto de la lucha contra la pobreza, es urgente robustecer el  estudio de indicadores para la medición de la pobreza multidimensional y la exclusión social en entornos turísticos.

ISMI CONSULTORES está dispuesto a asumir ese reto, estamos en búsqueda de aliados, ¿te interesa? ¿Puedes apoyar? ¿No estás de acuerdo con lo que aquí expresamos? Escríbenos por favor.”

                                                                                          Luis Roberto Rodríguez

                 (Presidente de de ISMI Consultores C.A.)

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos gustaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x